Yoga Restaurativo:

llegando a estados profundos de relajación y descanso

Por Ana Uribe Vega

El yoga restaurativo es un yoga de relajamiento profundo y consciente. Es una yoga de "estar" en vez de una yoga de "hacer".

Judith Hanson Lasater

En el mundo de ahora todo es rápido, las personas están con prisas, y la vida corre en un abrir y cerrar de ojos. En casa, en las calles, en el trabajo, en el colegio este ritmo se mantiene, todo es hacer, hacer, hacer.

Y este ritmo no es solo el ritmo de la ciudad y de lo que nos rodea, se esta llevando esta velocidad, la mayoría de las veces innecesaria, al interior del cuerpo, a los sistemas fundamentales del cuerpo humano, y estamos hablando de sistemas que por naturaleza son maravillosamente ahorrativos, pero con las exigencias que los humanos generan están colapsando.

Esto genera en las personas situaciones que se han vuelto muy comunes: estrés, ansiedad, insomnio, depresión, fatiga… y es algo que se ve en personas cada vez mas jóvenes.

El yoga es una práctica que trabaja de forma integral en las personas, permitiéndoles sentirse mas cómodos con el cuerpo, ser mas conscientes y encontrar equilibrio en el ser. Para algunas personas iniciar a practicar yoga no es fácil, existen asanas (posturas de yoga) donde el instructor dirige una relajación o las posturas se dan a conocer como confortables, y estas personas se sienten confusas e incluso incomodas porque no logran tener esta sensación, o es imposible relajarse. Con el tiempo y la constancia las asanas se controlan logrando entenderse y disfrutando sus beneficios, pero se necesita dedicación y aceptar que las cosas se dan paso a paso, y con el ritmo de vida actual las personas primero necesitan dejar de hacer para poder comenzar a soltar, sentir y sanar; es por esto que el Yoga Restaurativo es una gran herramienta que brinda de forma amable, cuidadosa y personal un momento para relajarse.

El Yoga Restaurativo es una práctica terapéutica que facilita el llegar a estados profundos de relajación, los cuales son necesarios para iniciar equilibrio en el cuerpo humano, especialmente en el sistema nervioso. Esta práctica se enfoca en restaurar la vitalidad energética del cuerpo denso y del cuerpo sutil. El yoga restaurativo trabaja para sanar el cuerpo físico, mental y emocional.

 

Paso a paso, de forma respetuosa el Yoga Restaurativo abraza al practicante para que este se siente seguro, tranquilo y viva el tiempo de una forma mas honesta. Cuando se entra a las posturas restaurativas la respiración cambia, fisiológicamente la persona se encuentra mas calmada, la temperatura del cuerpo baja, el asana se convierte en el maestro, a medida que se mantiene por mas tiempo estas posturas, de 15 a 30 minutos, se dirige el cuerpo a momentos de paz donde se fomenta la sanación, armonizando el sistema nervioso. Al principio es normal que el practicante al estar exhausto se salte estos estados de relajación porque es tanto el cansancio, que cuando están cómodos la necesidad del cuerpo es quedarse dormido, pero a medida que se continua la práctica este cansancio va desapareciendo, y el cuerpo se va normalizando, el cuerpo y la mente se van recuperando y van a aceptar sostener y disfrutar el descanso consciente, permitiendo así la relajación profunda.

Para lograr crear en las personas esta comodidad y seguridad, el Yoga Restaurativo utiliza apoyos (props) que se acomodan a cada cuerpo y a cada necesidad, los apoyos se vuelven soportes emocionales y ayudan a calmar los nervios, estos apoyos fomentan un estado profundo de relajación. Queremos crear un estado tranquilo y de descanso con los apoyos, donde la persona no se sienta vulnerable. Cuando el cuerpo se siente seguro poco a poco comienza a ceder y soltar, se sueltan las tensiones y se va pasando al descanso físico, mental y emocional, las personas al darse este tiempo vuelven a su centro, encontrando equilibrio y calma en la vida, alejando el estrés y aprendiendo a vivir mejor cada instante. Estos instantes de restaurar permiten que el cuerpo vuelva a su funcionamiento sabio y natural, a trabajar de forma ahorrativa y sana.

Apoyando varias partes del cuerpo con estos props (cojines, cobijas, sillas, etc) puedes entregarte plenamente a la posición y relajar cada parte del cuerpo. El yoga restaurativo ayuda a aliviar los efectos del estrés crónico y a mover la columna vertebral en todas las direcciones para promover un mayor bienestar. Las posiciones usadas en el yoga restaurativo incluyen flexiones hacia adelante, flexiones hacia atrás, giros y posturas invertidas.

 

A medida que el cuerpo se amolda a la postura el sistema nervioso pasa a un estado de relajamiento, paz y una sanación interior profunda. Al llegar a estos niveles de relajamiento el sistema inmunológico se activa y el cuerpo comienza a sanarse. 

 

Las posturas restaurativas son efectivas para aliviar la fatiga, recuperarse de enfermedades, mitigar los síntomas de depresión y ansiedad, disminuir el estrés, y mejorar los hábitos de sueño. Cuando descansas profundamente tienes mas energía y todo tu cuerpo se regenera. ¡Todo es mejor cuando descansas!

 

 

 

 

Lasater, en su libro "Relax & Renew: Restful Yoga for Stressful Times", enumera las distintas formas en que opera el Yoga Restaurativo:

1) A partir de los props, se crea el apoyo requerido para una relajación total.

2) Cada secuencia restaurativa es diseñada para que se realicen todos los movimientos de la columna vertebral (extensión, flexión, rotación, extensión lateral).

3) Una secuencia restaurativa bien planeada incluye posturas invertidas, lo que permite que la sangre también sea bombeada a la parte superior del cuerpo, reduciendo la retención de líquidos y la presión arterial, y estimulando la función cardíaca.

4) Se estimulan y relajan, de manera alternada, los órganos internos.

5) Nos hacemos más conscientes de la energía en nuestro cuerpo, de tal manera que no la desperdiciamos o hacemos uso excesivo de la misma.

 

 

 

 

Consejos para profesores de Yoga Restaurativo:

 

-Crea un ambiente sanador para la persona (temperatura adecuada, luz suave, silencio o música de relajación)

-Observa atentamente a la persona y acomoda los apoyos para la persona y no la persona a los apoyos.

-Observar con ojos amoroso, sin juzgar.

-Consciente de lo que compartes con tus acciones, tus palabras, tu energía, enseñar desde un corazón compasivo.

-Entender que los estudiantes tienen algo que enseñar también.

-Comienza a buscar tu sabiduría interna, confiar en lo que ves y lo que sientes es correcto.

 

 

"Las posturas restaurativas cultivan el hábito de la atención. Aprendes a identificar cómo y dónde mantienes tensión y conscientemente soltarla. Descubres un momento claro desde donde tomas decisiones de vida. A través de poses restaurativa encuentras armonía en los ritmos naturales de tu cuerpo. Viviendo bajo estos ritmos encuentras la clave para una buena salud ".

Judith Hanson Lasater

  • Instagram
  • Icono social de Spotify
  • Facebook
  • YouTube

Visitanos en